lunes, 29 de junio de 2015

Obsolescencia programada

La obsolescencia programada u obsolescencia planificada es la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño de dicho producto, éste se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible.

El padre del concepto, Bernard London, es un norteamericano que había hecho fortuna en el sector inmobiliario de Nueva York en los años 30 del siglo pasado y que quiso ayudar a la sociedad americana a salir de la Depresión. Pensó que si todos los productos tenían por obligación un ciclo de vida corto eso animaría el consumo, crearía trabajo y satisfaría al capital. La intención de fondo aparentemente era buena. El problema es que no introdujo otra variable necesaria en este ciclo supuestamente virtuoso: el impacto medioambiental que genera sobre un planeta de recursos finitos la producción infinita de desechos. El laureado documental Comprar, tirar, comprar explica de manera muy lúdica y con una realización impecable la historia del concepto y las consecuencias perniciosas para países como Ghana, que sin desearlo se ha convertido en el basurero de la tecnología "obsoleta" que el primer mundo ya no quiere.

Es altamente beneficioso para el fabricante, dado que en algún momento fallará el producto y obligará al consumidor a que adquiera otro más satisfactorio, ya sea del mismo productor (mediante adquisición de una pieza para reemplazar y así arreglar el viejo producto o por compra de un modelo más nuevo), o de un competidor, factor decisivo también previsto en el proceso de obsolescencia programada.

Para la industria, esta actitud estimula positivamente la demanda al alentar a los consumidores a comprar nuevos productos de un modo artificialmente acelerado si desean seguir utilizándolos.

La obsolescencia programada se utiliza en gran diversidad de productos. Existe riesgo de reacción adversa de los consumidores al descubrir que el fabricante invirtió en diseño para que su producto se volviese obsoleto más rápidamente a fin de que los clientes recurran a la competencia y basen su elección en la durabilidad y buena calidad del producto.


Película "Comprar, tirar, comprar"


Buscador de Eductekno

IBSN

IBSN: Internet Blog Serial Number 28-060-321-28